Versiculo del día

Para devoción, oración y meditación

Mateo 7:1 | No juzguéis para que no sean juzgados. Porque de la misma manera que juzgan serán juzgados, y la medida que usen, con esta serán medidos.

Mateo 7:1

No juzguéis para que no sean juzgados. Porque de la misma manera que juzgan serán juzgados, y la medida que usen, con esta serán medidos.

Lee mas
Salmo 30:5 | Porque su ira es sólo por un momento, pero su favor es por toda una vida; el llanto puede durar toda la noche, pero a la mañana vendrá el grito de alegría.

Salmo 30:5

Porque su ira es sólo por un momento, pero su favor es por toda una vida; el llanto puede durar toda la noche, pero a la mañana vendrá el grito de alegría.

Lee mas
Isaías 57:15 | Porque así dice el Alto y Sublime que vive para siempre, cuyo nombre es Santo: Habito en lo alto y santo, y también con el contrito y humilde de espíritu, para vivificar el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón de los contritos.

Isaías 57:15

Porque así dice el Alto y Sublime que vive para siempre, cuyo nombre es Santo: Habito en lo alto y santo, y también con el contrito y humilde de espíritu, para vivificar el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón de los contritos.

Lee mas
Mateo 7:3-5 | ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo puedes decir a tu hermano: "Déjame sacarte la paja del ojo", cuando la viga está en tu ojo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás con claridad para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Mateo 7:3-5

¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo puedes decir a tu hermano: "Déjame sacarte la paja del ojo", cuando la viga está en tu ojo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás con claridad para sacar la paja del ojo de tu hermano.

Lee mas
Isaías 43:2-3 | Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo, y cuando pases por los ríos, no te anegarán; cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama te abrasará. Porque yo soy el Señor tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador.

Isaías 43:2-3

Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo, y cuando pases por los ríos, no te anegarán; cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama te abrasará. Porque yo soy el Señor tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador.

Lee mas

¿Listo para una relación centrada en Cristo?

Regístrese