Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde los siglos y hasta los siglos, tú eres Dios. Mil años son como un día para ti, como unas horas de la noche.

Leer Más